Ir al contenido

Idioma

País

Cesta

Envíos gratuitos a partir de +49€ 💅

La cesta está vacía

Cómo aplicar el esmalte con nuestros Kit de Manicura Semipermanente

Sigue estos pasos para una manicura perfecta:

  1. Con la ayuda de un algodón y acetona limpia la uña para eliminar cualquier resto de polvo o grasa.
  2. Aplica una capa muy fina, casi transparente, de esmalte semipermanente.
  3. Seca rápidamente la uña con nuestra lámpara LED durante 30 segundos.
  4. Aplica una segunda capa de esmalte semipermanente, y seca de nuevo tu uña.
  5. Sigue este proceso para cada una de tus uñas... ¡ y ya estás!
No te pierdas nuestro tutorial para una manicura perfecta:

Existe una curva de aprendizaje en todo este proceso, así que si no consigues los resultados deseados  a la primera, ¡no te preocupes!. La práctica hace al maestro. 

Consejos Extra:

  • No alises la superficie de tus uñas después de haberlas limado. Al limarlas se crea una superficie rugosa, permitiendo que el gel se adhiera mejor. Pulir la uña invierte este efecto causando que la uña quede lisa de nuevo (lo que causará que la manicura dure menos tiempo).
  • No apliques crema de manos antes o durante el proceso de aplicación del gel. La oleosidad provocará que el esmalte no se pegue. Puedes aplicar crema de manos cuando hayas acabado. Tampoco uses aceite para cutículas cuando lleves la manicura de gel – algunos aceites reducirán el brillo de tu manicura de gel).
  • No apliques el esmalte de gel sobre o demasiado cerca de la piel. Si te cae gel sobre la piel, utiliza el palito quitacutículas para retirarlo antes de que se seque. El secado del gel sobre la piel alrededor de la uña afectará a la duración (será más fácil que se despegue el gel de la uña).
  • Trabaja dedo por dedo, completando cada uña antes de pasar a la otra. Es importante secar cada uña inmediatamente después de pintarla (para reducir el tiempo en el que el gel está en contacto con el aire). De esta forma conseguirás el mejor resultado.
  • Cierra la botella de esmalte cuando no la estés usando, y mientras estás esperando por cada ciclo de secado si es posible (o por lo menos, coloca el tapón sobre la botella para reducir la cantidad de aire y de luz que puede entrar). Esto ayudará a prevenir que el gel se seque, ya que el gel reacciona a la luz LED y a la luz natural. Evita que la luz de la lámpara enfoque directamente sobre una botella de gel abierta, ya que provocará que el gel se seque también.