Las manicuras de esmalte semipermanente empezaron a ponerse de moda en los últimos 4-5 años como alternativa a las manicuras con pintauñas regulares. Mientras que el pintauñas tradicional requiere 20-30 minutos para secarse, el esmalte de gel contiene un polímero especial que debe ser secado con la lámpara LED o UV - permitiendo su endurecimiento durante el ciclo de secado. El esmalte semipermanente es mucho más grueso que el del pintauñas tradicional.

Tradicionalmente, las manicuras con esmalte semipermanente se hacían en el salón de belleza con profesional y utilizando las herramientas adecuadas. El coste de una manicura semipermanente es más elevado que el de un esmalte de uñas tradicional, pero los resultados y beneficios que obtienes merecen la pena.

  • Brillante (mucho más brillo que el pintauñas regular)
  • Resultados sin imperfecciones (no se desconchará como sucede con el esmalte regular - que puede empezar a desprenderse a los 2-3 días - aunque realices actividades como lavar la vajilla o escribir a ordenador).
  • Duración de hasta 10 días sin imperfecciones.
  • El proceso de eliminación para el esmalte semipermanente es diferente también, ya que requiere un método de empapado vs. la eliminación con acetona.
Si deseas que tu manicura aguante intacta una semana más, te recomendamos nuestro Top Coat efecto brillo. Aplica una capa encima del esmalte semipermanente y ¡disfruta de una manicura perfecta durante 3 semanas!

Si es la primera vez que utilizas esmalte semipermanente, te recomendamos que pruebes a hacerte 2-3 manicuras para acostumbrarte a su aplicación.

Hay muchos consejos y trucos sobre cómo aplicar el esmalte semipermanente que marcan la diferencia entre una buena aplicación, y una aplicación demasiado gruesa que no dure por mucho tiempo. A menudo, quienes acaban de empezar a usar esmalte semipermanente cometen pequeños errores durante el proceso de aplicación, y creen que cualquier deterioro del esmalte es debido a la fórmula del gel.

Te rogamos que tengas en cuenta que hemos testado nuestro esmalte semipermanente numerosas veces y su fórmula 1-step es realmente asombrosa. ¡No encontrarás ninguna mejor en el mercado (¡de verdad!)!… Así que, por favor, ten paciencia, lee cuidadosamente nuestras instrucciones de aplicación, y tómate tu tiempo para familiarizarte con el esmalte LMM.

Una vez te hayas acostumbrado a su aplicación, comprobarás que se trata de una fantástica fórmula que te permitirá lucir una manicura brillante, colorida y sin imperfecciones ¡para trabajar, pasar el tiempo y viajar!

  • Lima suavemente los lados y la superficie de cada uña. Limándola ligeramente conseguirás que el esmalte se adhiera mejor y prolongarás su duración. Lima suavemente en una sola dirección.
  • Asegúrate que tu primera capa de esmalte semipermanente sea SUPER finita (casi transparente). Aplica menos cantidad de esmalte que con un esmalte regular. Este paso es MUY importante, ya que así nos aseguramos una mayor duración de la manicura. Puedes quitar el exceso de gel del pincel con la ayuda del bote.
  • Si te manchas las cutículas con esmalte antes de secar la uña, ¡no pasa nada! Puedes corregir las imperfecciones con nuestro pincel ‘Le Round’ y con un poquito de acetona.
  • Si te equivocas aplicando el esmalte antes de secar la uña, ¡tranquila!, solo tienes que limpiarla con un algodón mojado en acetona y volverlo a intentar
  • Seca la uña justo después de aplicar la capa de esmalte. No esperes a tener todas las uñas pintadas, es mejor que las trabajes una por una para obtener mejores resultados y mayor duración. Seca cada uña con la Lámpara LED mini durante 30 segundos. En caso de usar la lámpara Maxi, seca tus uñas de 2 en 2 durante 60 segundos.
  • Aplica una segunda capa un poquito más gruesa. Para los tonos más claritos aplica una tercera para un resultado más opaco.
  • En la segunda capa, pasa una pincelada por el extremo de la uña. Este paso aportará más protección y mayor durabilidad.
  • Deja en reposo la lámpara durante 30-60 segundos entre la aplicación de tu mano derecha y la aplicación de tu mano izquierda.
  • Cierra el bote de esmalte semipermanente cuando no estés usándolo. Así reducirás el contacto del esmalte con el aire y la luz, consiguiendo así que el esmalte no se seque. Mantén el bote fuera del alcance de la luz de la lámpara LED.
  • Como nuestra formula de esmalte combina la capa Base, el color y el Top Coat, asegúrate de agitar el bote antes de cada uso.
  • Si es la primera vez que usas nuestros esmaltes, te aconsejamos que seques la uña durante 5 o 10 segundos más de lo establecido. De esta forma nos aseguramos de que toda la superficie se ha podido secar correctamente.
  • Cuando empieces a preparar las uñas, empuja ligeramente tus cutículas hacia atrás (podrás encontrar un palito quitacutículas incluido en nuestros kits). Retira la piel muerta (con un corta cutículas). Este es un paso opcional; si mantienes tus manos y tus cutículas hidratadas no te hará falta.
  • No te apliques crema de manos antes o durante el proceso de aplicación. Esto provocará que el gel no se adhiera bien.
  • No alises la superficie de la uña tras haberla limado. Al limar la uña se crea una superficie rugosa, permitiendo que el gel se adhiera mejor. El pulido de la uña invierte este efecto haciendo que la superficie se vuelva lisa (lo que hará que el resultado no dure mucho).
  • No apliques el gel sobre o demasiado cerca de piel. Si te cae gel sobre la piel, utiliza el palito quitacutículas para retirarlo antes de que se seque. El secado del gel sobre la piel alrededor de la uña afectará a la duración (será más fácil que se despegue el gel de la uña).
  • No te hagas la manicura semipermanente en lugares donde toque directamente el sol. El calor del sol podría llegar a secar ligeramente el esmalte.
Nuestra línea de productos para el cuidado de las uñas y las manos está diseñada para revitalizar entre manicura y manicura. No recomendamos usarlos debajo de los esmaltes semipermanentes ya que afecta a la adherencia y la duración del esmalte. Sin embargo, puedes usar nuestros tratamientos como capa base en los esmaltes regulares. Puedes aplicar el aceite para cutículas una vez tengas tu manicura semipermanente hecha.
Si has seguido todos nuestros consejos básicos y tu esmalte sigue saltando, puede ser que tus uñas tengan más facilidad en segregar grasas naturales. De hecho, el 20% de las mujeres tienden a tener las uñas más oleosas. Te recomendamos que antes de aplicar el esmalte, pases una toallita quitaesmalte o un algodón con acetona por encima de la uña.
Para quitar el esmalte semipermanente de las uñas, éstas deben de dejarse ‘empapadas’ durante un rato. En Le Mini Macaron te ofrecemos una variedad de productos que te facilitarán la eliminación de esmalte semipermanente o de cualquier tipo de esmalte de tus uñas. Para quitar el esmalte semipermanente:
    1) Lima la superficie para quitar la capa más externa del esmalte. Este paso permitirá que las toallitas quitaesmalte funcione mejor y consiga despegar el esmalte de tu uña. ¡Pero sobre todo no limes hasta llegar a tu uña! Para un limado más generoso y suave, te sugerimos que pruebes nuestro taco pulidor.
    2) Abre unas toallitas quitaesmalte, introduce tu dedo dentro y asegúrate que el algodón cubre toda la uña.
    3) Enrolla la toallita alrededor del dedo y usa la parte del adhesivo para cerrarla. Asegúrate de que no entre aire y de que todo quede bien cerrado. Para obtener mejores resultados, inserta el dedo (con la toallita enrollada) dentro de los clips de eliminación de esmalte semipermanente. Espera 15 minutos.
    5)Lava tus manos y hidrátalas con crema hidratante o aceite para las cutículas.
    6)Finalmente, si quieres dar un respiro a tus uñas durante una semanita, te recomendamos nuestro tratamiento ‘Rescue Moi’. Contiene vitamina B5 y C.

    ¡Voilà! ¡Ya lo tienes!
Las lámparas LED usan luz LED (el tipo de luz que hay en las oficinas o en las escuelas) para secar el esmalte. Las lámparas UVA usan luz UVA (como los rayos del sol) para secar el esmalte. Se cree que las bombillas LED son más seguras que las UVA, ya que transmiten rayos más débiles. El uso prolongado de luces LED (al contrario de las luces UVA), se considera menos peligroso que, por ejemplo, el bronceado excesivo, que puede oscurecer la piel y llegar a causar cáncer de piel con la exposición prolongada a los rayos UVA del sol. Todas nuestras lámparas LMM utilizan solo luz LED. Además, las lámparas LED son tecnológicamente más avanzadas que las lámparas UVA. La bombilla LED puede secar el esmalte en la mitad del tiempo que necesita una lámpara UVA. Tampoco generan calor como lo hacen las lámparas UVA, y las bombillas LED no se tienen que cambiar.
Nuestras lámparas son LED (no UV). Las lámparas de uñas LED secan el esmalte con mayor rapidez y ¡no contienen rayos UV!
Nuestras lámparas LED están diseñadas para apagarse cada 30 o 60 segundos (según el tamaño de la lámpara). Nuestra lámpara LED mini tiene un ciclo de 30 segundos, y la lámpara Maxi tiene un ciclo de 60 segundos.
Es necesario que la primera capa que apliques sea MUY fina. En caso de hacer una capa demasiado gruesa, puedes sentir un pequeño calor en tu dedo. En caso excepcional de tener sensación de quemadura o excesivo calor, apaga la lámpara y retira el esmalte de tu dedo.
Si es la primera vez que usas nuestros productos, te aconsejamos que dejes secar tus uñas 5 segundos más de lo sugerido.
Nuestra lámpara mini (donde solamente cabe un dedo) es de 3W y requiere de un adaptador igual o superior a 1A. En cuanto a la lámpara Maxi, su voltaje es de 5W y requiere de un adaptador igual o superior a 2A.
, la lámpara funciona con cualquier otro esmalte semipermanente, siempre que el esmalte sea de buena calidad. No podemos garantizar los resultados si no se trata de nuestro propio esmalte, pero debería funcionar con otros. Si utilizas nuestra lámpara LED con otro gel, y consideras que no está lo suficientemente seco, te recomendamos 2-3 ciclos bajo la lámpara (30 segundos x 2 o 3 veces). Algunas personas nos han hecho llegar que han probado nuestra lámpara LED con otros esmaltes y no les ha funcionado. El esmalte de uñas requiere del secado al aire libre, mientras que el esmalte semipermanente contiene un polímero que debe ser secado por una lámpara LED para endurecer (secar). Los esmaltes de uñas NO están destinados a ser utilizados con lámparas LED y ningún esmalte de uñas podrá secarse si lo pones debajo de una lámpara LED.
No. Todos nuestros productos de cuidado para las uñas se secan con el aire.
El cargador incluido en este kit NO está diseñado para ser utilizado con teléfonos móviles u otros dispositivos personales. Está diseñado para ser utilizado sólo con la lámpara LED incluida en el kit. El uso con otros dispositivos puede provocar un sobrecalentamiento. Por favor, asegúrate de usar el cargador únicamente con la lámpara LED de LMM. Sin embargo, puedes utilizar la lámpara LED y el cable USB con cualquier ordenador o cualquier otro cargador móvil con una toma USB.
Nuestros productos LMM son seguros para usar durante el embarazo, pero entendemos que a algunas mujeres les gusta limitar la cantidad de productos de belleza que usan (en general) durante el embarazo. La decisión depende de cada mujer. Si te sientes cómoda para usar productos de uñas regulares, entonces puedes sentirte cómoda usando esmaltes semipermanentes, que contienen poco o ningún gas o productos químicos nocivos. Y a diferencia de las lámparas UV (que contienen luz UV) nuestras lámparas utilizan luz LED – el mismo tipo de luz que puedes encontrar dentro de un edificio de oficinas – por lo que es seguro para ser expuesto con una frecuencia diaria.
¡Sí! Estamos super orgullosos de decir que nuestros esmaltes semipermanentes no contienen Tolueno, DBP, Alcanfor, Xileno o Formaldehído. Además, todos nuestros esmaltes semipermanentes son veganos y Cruelty-free.

Nos enorgullece decir que no testamos nuestros productos en animales. En la industria de la belleza, los más altos estándares de seguridad y cumplimiento serían los de la UE (Unión Europea), los más estrictos del mundo. La UE prohíbe más de 1,300 artículos en sus cosméticos (vs. los EE. UU., ¡que prohíben solo 11!).

Nuestros productos cumplen la normativa de la UE y están aprobados para ser vendidos en la Unión Europea. Uno de los requisitos para pasar el cumplimiento de la UE es el NO testado sobre animales.

Es muy importante usar y almacenar correctamente el esmalte semipermanente. El esmalte semipermanente es sensible a la luz (por eso se endurece cuando se expone a la luz LED). También reaccionará a la luz solar o a la luz natural si se expone durante un periodo de tiempo prolongado. Si almacenas el producto cerca de una ventana o alrededor de una fuente de calor, es posible que con el tiempo el esmalte se pueda endurecer en la botella.

La primera vez que abras tu botella de gel LMM, encontrarás que es muy grueso (en comparación con el esmalte de uñas regular). Esto es completamente normal. Por favor, toma las siguientes precauciones para usar y almacenar adecuadamente tu esmalte semipermanente, para asegurarte de que puedes usarlo durante el mayor tiempo posible:

  • No mantengas la botella abierta durante un periodo de tiempo prolongado.Durante el proceso de aplicación, abre la botella para aplicar el gel sobre una uña. Mientras que la uña se está secando, recomendamos que cierres la botella. Si no la cierras, por lo menos coloca la tapa sobre la botella para cubrirla. Esto minimizará la cantidad de aire y de luz que pueda entrar.
  • Si la botella está abierta, no la coloques demasiado cerca de la lámpara LED, ya que cualquier rayo de luz LED puede afectar al gel que hay en la botella. Es mejor mantener la botella cerrada o más lejos de la lámpara cuando la luz LED está encendida. Nunca encienda la luz LED directamente sobre una botella abierta.
  • Conserva las botellas de esmalte semipermanente en un lugar oscuro o dentro de un cajón, lejos de ventanas u otras fuentes de luz. No lo guarde en el refrigerador. Mantenga siempre las botellas a temperatura ambiente.